>

También se harán escuchar los latidos del corazón del feto
HOUSTON, Texas.- El gobernador de Texas, Rick Perry, firmó el Proyecto de Ley 15, el cual requiere que una mujer se realice un ultrasonido antes de decidir que se practicará un aborto. La ahora ley que entrará en vigencia el 1ero. de septiembre del 2011 busca que asegurar que las mujeres estén mejor informadas antes de tomar una decisión de tanto impacto.

El gobernador designó esta medida como un tema a ser tratado de emergencia en la sesión legislativa del 2011. Perry estuvo acompañado por el senador Dan Patrick y el representante Sid Miller en la ceremonia oficial donde firmó la ley.

“Toda vida perdida por un aborto es una tragedia que todos debemos tratar de prevenir a través de trabajo conjunto”, dijo Perry. “Esta importante ley se asegurará de que toda mujer en Texas que busca realizarse un aborto conozca todos los factores sobre la vida que lleva y entienda el devastador impacto que tiene esta decisión”.

La nueva ley requiere que un médico realice un ultrasonido 24 horas antes de un aborto, excepto en casos de emergencia médica. Bajo esta legislación el médico deberá mostrar la imagen del sonograma, explicar la imagen y hacer escuchar los latidos del corazón del feto.

Esta ley permite a la mujer optar por no ver la imagen o escuchar los latidos y requiere que ella firme una declaración explicando esto, antes de que se le realice el sonograma.

La mujer podrá optar por no recibir la explicación de la imagen del ultrasonido sólo en el caso de que su embarazo sea el resultado de una violación o incesto; si es que es una menor de edad con permiso judicial para practicarse el aborto o si el feto tiene una condición médica irreversible o anormalidad.

Además, si la mujer vive a más de 100 millas de distancia del lugar más cercano donde se practican abortos, entonces el período de espera se reduce de 24 a dos horas.

About these ads