>

Un anuncio de McDonald’s en Francia, que forma parte de su campaña «ven tal y como eres», presenta a un adolescente homosexual hablando dulcemente a su «compañero» antes de ser obligado a esconder sus sentimientos delante de un padre presumiblemente homófobo. Bill Johnson, Presidente de la American Decency Association, asegura a LifeSiteNews que «estamos viendo que McDonald’s ha optado por dar la espalda a los valores familiares tradicionales de cientos de millones de personas» para alinearse con el de unos pocos.

En el anuncio, un joven sentado en un establecimiento de McDonald’s recibe la llamada de su amante mientras su padre hace un pedido de comida. El joven dice a su novio que estaba pensando en él y que le echa de menos, pero cuelga al ver que su padre se acerca.

Cuando su padre se sienta a su lado, le dice que es una pena que esté en una clase donde todos son chicos, porque de otra manera él podría atraer a todas las chicas.

No es la primera vez

Esta no es la primera ver que McDonald’s se entrega al activismo pro-homosexual. En 2008, la empresa pagó 20.000 dólares para convertirse en patrocinador oficial del National Gay and Lesbian Chamber of Commerce (NGLCC). De hecho, Richard Ellis, vicepresidente de la compañía, se convirtió en miembro de la Junta directiva de la NGLCC. Y también ese año McDonald’s fue empresa patrocinadora del Desfile del Orgullo Gay en San Francisco.

Sin embargo, debido a un boicot promovido por la American Family Association, el 3 de julio del mismo año Richard Ellis abandonó la NGLCC y McDonald’s aseguró que no renovaría su membresía en esa rama del lobby gay.

Están poniendo a prueba a sus clientes

Bill Johnson aseguró que el nuevo spot televisivo es “uno de los anuncios más desconcertantes cuando consideras el hecho de que un gran número de americanos a lo largo de todo el país han hecho ‘negocios’ con McDonald’s”.

El presidente de la American Decency Association cree que la companía “está poniendo a prueba de nuevo al mercado al hacer anuncios pro-gay”, a pesar de su conflicto previo con grupos activistas pro-familia.