>

Fieles católicos en EEUU proponen un boicot a la compañía

Hyundai ha realizado un anuncio con motivo del Mundial de fútbol en Sudáfrica que está siendo objeto de repulsa, como blasfemo, por muchos católicos de todo el mundo. En él se ven parodias de una procesión eucarística, del sacramento del matrimonio, una corona de espinas sobre un balón. Mientras, y tras escucharse cantar la letanía, una voz en off dice que «a lo largo de todo el mundo, el fútbol (soccer) es casi como una religión», en referencia a la «iglesia» de los seguidores de Maradona. El director de comunicación de Hyundai Motor España ha manifestado a InfoCatólica su desacuerdo radical con dicho anuncio.

Con motivo del Mundial de fútbol que se disputa en Sudáfrica, la empresa automovilística surcoreana Hyundai, que patrocina el evento de la FIFA, ha encargado la realización de un spot publicitario que atenta contra las creencias de los millones de católicos en todo el mundo.

Al final del anuncio, la burla llega al extremo de que el “oficiante” reparte una pizza con una patena debajo, como si se estuviera dando la comunión eucarística. Mientras tanto se ve a un grupo de personas en pleno jolgorio con la camiseta de la selección argentina. La “custodia”, la “corona” y otros elementos del video son reproducción de los que utilizaron los seguidores de Maradona al celebrar en el año 2008 su cumpleaños. En 1998 dijeron haber fundado una nueva religión, cuyo líder sería dicho jugador argentino.

La cadena norteamericana ABC Sport emitió el spot publicitario tras lo cual se ha producido la reacción indignada de muchos fieles católicos y asociaciones cívicas, para promover un boicot a Hyundai, invitando a protestar a la dirección de la empresa y a no comprar los coches de esta marca.

Hyundai Motor España se desmarca

Por su parte, Juanjo Martínez Saavedra, director de comunicación de Hyundai Motor España, se ha puesto en contacto con InfoCatólica para asegurar el desacuerdo de la filial de la empresa surcoreana en este país con ese tipo de publicidad. Martínez Saavedra ha manifestado a este medio de comunicación su desagrado “como católico” con dicho spot.