>

Con ocasión de la clausura del Año sacerdotal el Obispo Prelado de Ayaviri dirige a sus fieles una carta pastoral para reflexionar sobre el sacerdocio en la Iglesia. Bajo el título “El Sacerdote, don para la Iglesia”, la carta ha salido a la luz con ocasión de la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Ésta ofrece a sacerdotes y fieles de la Prelatura la ocasión para reflexionar y agradecer por el don del sacerdocio.

Dividida en seis capítulos, Mons. Schmalhausen aborda primeramente la coyuntura mediática desatada en los últimos meses sobre las inconductas de algunos sacerdotes y ofrece criterios para comprender mejor y discernir adecuadamente los diversos elementos que han entrado en juego. La misiva del Obispo de Ayaviri insiste de manera clara en que se le ofrece a la Iglesia un tiempo de renovación en fidelidad, desde la apertura al Espíritu Santo. Insistirá igualmente en una apropiación coherente de la propia identidad católica y eclesial.

Dirigiéndose a los sacerdotes, les recuerda su llamado a volver a su identidad como partícipes del Sacerdocio de Cristo y actores en su Nombre para bien de los fieles. Un extenso capítulo animará a los presbíteros a cultivar una intensa vida espiritual, dedicar medios a su formación permanente, el cultivo de una vida centrada en la Eucaristía y abordará a su vez algunos aspectos y criterios propios del celibato sacerdotal. Posteriormente, la carta ofrece un desarrollo de los tres ministerios de los sacerdotes: predicadores de la Palabra de Dios, santificadores de los fieles por medio de la Liturgia y los sacramentos, y guías de la comunidad por la caridad pastoral; proponiendo concreciones adecuadas a las urgencias pastorales de esta Iglesia particular.

Por último la carta pastoral se dirige a los jóvenes en busca de su vocación, exhortando a la vez a sacerdotes, comunidades religiosas y fieles a alentar las vocaciones a la vida consagrada y ministerio sacerdotal.

Para leerla completa http://www.prelaturaayaviri.org