>

«Yo sé que ahora ella está en las manos de Dios y cuando mire hacia abajo verá la mejor parte de ella con nosotros y sabrá que siempre lo cuidaremos», dice el esposo de la joven de origen dominicano Benny Abreu.

La joven de origen dominicano Benny Abreu ha conmovido a los pobladores de Florida por su testimonio de amor maternal. Ella padecía serios problemas cardiacos y prefirió morir antes que abortar al hijo que esperaba.

Benny, de 25 años de edad, se graduó en la Universidad de Florida Central a principios de mayo, decidió proseguir con su embarazo, sabiendo que padecía una severa condición cardiaca que podría causarle serias complicaciones.

Según informó el diario La Prensa de Florida, la joven nunca consideró la posibilidad de un aborto y aseguraba que su embarazo era una bendición.

Rechazó el aborto

«El doctor le dijo que tenía que abortar si quería vivir, pero ella le dijo que no, que ella no podía matar a su hijo y que iba a seguir su embarazo», relató su madre a la prensa local, informa ACI.

El 17 de mayo dio a luz a su hijo pero su condición empeoró, la trasladaron al Shands Hospital de Gainsville, un centro especializado en cardiología, donde falleció el pasado 30 de mayo.

«Yo sé que ahora ella está en las manos de Dios»

«Yo sabía que ella tenía una condición médica con su corazón, incluso la llevé al médico varias veces, pero nunca en mi mente imaginé que iba a morir, ellos (los médicos) dijeron que el bebé debía venir temprano y que podría sufrir un poco, pero nunca esperé que esto sucediera», explicó Jovan Toliver, padre del bebé.

Toliver señaló sentir que «he perdido un pedazo de mí mismo, pero lo único que me mantiene es saber que ella nunca querrá que yo deje solo a su bebé y por eso debo ser fuerte».

«Ella fue muy valiente y nunca dudó en tener a su bebé, aunque para eso tuviera que pagar el precio más alto. Yo sé que ahora ella está en las manos de Dios y cuando mire hacia abajo verá la mejor parte de ella con nosotros y sabrá que siempre lo cuidaremos», agregó la madre de Jovan, Martha Motley.