>

En diciembre, Benedicto XVI firmó el decreto de virtudes heroicas de Pío XII, el paso previo a la beatificación. Para elevarlo a los altares falta que se apruebe un milagro realizado por su intercesión.