>

Que critique tu álbum el vicepresidente de la compañía que lo ha producido es, por inusual, toda una noticia, y cayó como un jarro de agua fría sobre Tom Jones… a no ser que se trate de una campaña publicitaria, como algunos sospechan.

El caso es que David Sharpe, vicepresidente de Island Records (compañía que sustituyó el año pasado a EMI como «casa» del cantante galés, de 70 años recién cumplidos), dijo que le había parecido una «broma pesada» llegar al despacho, escuchar canciones de iglesia, y comprobar… que era el último trabajo de su pupilo, Praise & Blame, que se comercializa el próximo 27 de julio.

El intérprete de «It´s not unusual» o «Sex Bomb» grabó el disco en los Real World Studios de Bath (Inglaterra), prestando su voz a temas espirituales y blues que, a pesar de las críticas de su «jefe», han cautivado ya a quienes han podido escucharlo.

«Brillante», lo calificó el Evening Standard, que señaló que «la poderosa voz de Tom Jones nació para este álbum». El sectorial Music Week lo considera asimismo «uno de los mejores trabajos de su carrera, lleno de clase». Y que responde, además, a una transformación interior que el cantante, que tiene el título de Sir concedido por la Reina Isabel II en 2006, ha confesado en alguna ocasión.

Por fortuna para él y su trabajo, el directivo que lo minusvaloró ha dado marcha atrás y, según informa The Boston Globe, ha presentado sus disculpas al artista, quien se sentía muy a disgusto: «Quien haya leído esas palabras pensará que la compañía no me apoya, pero esas críticas no vienen del área creativa de Island Records, que respalda el álbum de principio a fin», dijo Jones.