>

En el triste episodio de los abusos sexuales, también los hay que quieren sacar tajada, pero son descubiertos.

En Kentucky (EEUU) tres personas que sostenían haber sufrido abusos sexuales por parte del clero han decidido renunciar al juicio por pedofilia contra la Santa Sede. La noticia ha sido recibida “con satisfacción” en la Santa Sede, según declaró ayer a los periodistas, el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi.

“Naturalmente -ha dicho el padre jesuita-, esto no significa en modo alguno minimizar el horror y la condena de los casos de los abusos sexuales, así como la compasión por el sufrimiento de las víctimas”.

En este sentido, aludiendo a las palabras del abogado del Vaticano en EEUU, Jeffrey Lena, el padre Lombardi recordó que “la justicia ante las víctimas y la protección de los menores deben ser siempre el objetivo prioritario”.
“Sin embargo -explicó- es positivo que una causa que ha durado casi seis años, sobre una supuesta implicación de responsabilidades de la Santa Sede en el ocultamiento de los abusos a menores, y que ha tenido fuertes y negativas repercusiones en la opinión pública, se haya demostrada infundada”.