>
Todos los días se celebran misas por los mineros sepultados

Benedicto XVI quiso recordar hoy con “particular afecto” a los mineros atrapados en el yacimiento de San José, en Chile, y les pidió que mantengan la serenidad en espera de ser rescatados.

Durante los mensajes en varios idiomas tras el tradicional rezo del Angelus dominical que hoy celebró en la residencia de Castel Gandolfo (cerca de Roma), Benedicto XVI recordó en español el drama de los mineros atrapados.

“A ellos y a sus familiares los encomiendo a la intercesión de San Lorenzo, asegurándoles mi cercanía espiritual y mis continuas oraciones, para que mantengan la serenidad en la espera de una feliz conclusión de los trabajos que se están llevando a cabo para su rescate”, dijo el Papa.

Desde el pasado 5 de agosto, 33 mineros se encuentran atrapados a 700 metros de profundidad en el yacimiento de San José, en la región de Atacama, y las labores de rescate podrán durar meses.

Los mineros actualmente se encuentran en buenas condiciones de salud. Cinco de ellos presentaban indicios de depresión, pero hoy un parte médico indicó que ya superaron dicho cuadro.

Esta tarde, además, se confirmó que se pondrá en marcha un “Plan B” para sacar a los mineros, ya que paralelamente a la maquinaria con sistema Raise Borer, se ingresará una máquina T-130, la cual está siendo adaptada en la mina Doña Inés de Collahuasi y llegaría dentro de seis días más a San Jospe.