>

LIMA, 03 Sep. 10 / 01:30 pm (ACI)

Los expertos que participan en Lima del II Congreso Internacional sobre la Sábana Santa defendieron la autenticidad de la reliquia a partir de rigurosos estudios que indican que el cuerpo cubierto con esta tela corresponde a Jesús de Nazaret.

Los estudios realizados por expertos del Centro Internacional de Sindonología de Turín, en Italia, precisan que existe sólo una probabilidad entre mil de que el cuerpo humano que fue cubierto por la Síndone sea de una persona distinta a Jesús.

Según recoge la agencia Andina, Bruno Barberis, director del centro, explicó quue investigadores de todo el mundo confirman cada vez más indicios sobre la autenticidad de la Sábana Santa.

“Sólo nos falta resolver cómo se formó la imagen del cuerpo de Jesucristo en el lienzo de lino, si tenemos en cuenta que las señas no son de sangre, sino de una decoloración de la tela producto de la oxidación natural”, señaló y aclaró que los rasgos impresos en el lienzo no pudieron ser generados por la putrefacción de los restos humanos porque el cuerpo de Jesús estuvo envuelto por un tiempo no mayor a 36 horas.

“No sabemos si fue un proceso físico, químico o de otra clase. Tenemos que resolver esta duda”, dijo Barberis durante su participación en el congreso organizado por el Centro de Estudios Católicos de Lima y Acción Universitaria en la Universidad de Lima, donde permanece una exposición de la réplica digital de la Sábana Santa de Turín.

El investigador italiano consideró que el análisis realizado con carbono 14 para determinar la antigüedad del manto en 1988, cuyo resultado fue que la pieza data de un período comprendido entre los años 1260 y 1390 presenta una serie de irregularidades ya que las quemaduras que sufrió la Sábana Santa en un incendio producido en 1534 pudieron alterar su composición y “rejuvenecer” el tejido.

“La muestra fue extraída de un extremo altamente contaminado con polvo y polen. Además, este sector no era el más significativo de todo el manto. Se debió tomar más muestras de otros sectores”, afirmó Barberis.

En ese sentido, consideró que mientras se desconozca el modo de formación de la imagen de Jesucristo crucificado, no será posible admitir la prueba del carbono 14 como un análisis válido para la Sábana Santa.

El investigador y teólogo peruano Rafael de La Piedra, explicó que los rasgos y características humanas impresas en el lienzo de lino fueron descubiertos en los negativos de una fotografía tomada al manto en 1898. A mediados del siglo pasado, un investigador observó unas letras en estas fotografías que pertenecían a unas monedas del siglo I.

La Sábana Santa se encuentra actualmente en una urna especial en la Catedral de Turín, Italia. En la exposición de la Universidad de Lima puede apreciarse una réplica a tamaño real hasta el 30 de septiembre. Para más informaciones visite el sitio web www.sabanasanta.info