>

De: ACI

En una valiente maniobra automovilística que le causó la muerte, salvó a su esposa y su hijo no nacido del mismo final.

Brian Wood se ha convertido en un héroe para sus amigos y familiares. En una valiente maniobra automovilística que le causó la muerte, salvó a su esposa Erin y su hijo no nacido del mismo final.

Brian tenía 33 años de edad y trabajaba como desarrollador de videojuegos. El 3 de septiembre se dirigía con su esposa –que dará a luz en noviembre a su primer hijo- y dos amigos a su hogar en Washington State, cuando una camioneta conducida por un sujeto bajo el efecto de las drogas, invadió el carril contrario de la autopista y se dirigió directamente hacia ellos.

Ante la inminente colisión frontal, Brian frenó con una maniobra que le permitió girar su automóvil para recibir el impacto de su propio lado. Murió en el acto. Su esposa solo recibió un golpe en el ojo y el niño no sufrió daño alguno. Según la policía, con esta maniobra usó su cuerpo como escudo para su esposa y el bebé.

Erin declaró al programa Today Show de la NBC que Brian actuó justo a tiempo para salvarlos. “Si ocurría el choque frontal, los dos habríamos muerto al instante, junto con nuestro bebé. Definitivamente Brian nos salvó. Él hizo esa elección, y estoy agradecida por eso”, afirmó

Erin destacó que el sacrificio de su esposo –con quien estaba casada desde hace cinco años- no fue una sorpresa. “Él estaba muy emocionado por el bebé, siempre me trató con amor y me ponía en primer lugar“.

Su último acto de amor, “me rompe el corazón, y también me llena de gratitud”, indicó.

En estos momentos de dolor, afirma, “sólo estoy tratando de sacar muchas fuerzas por saber que él tomó la opción de salvarnos a mí y al bebé. No puedo desperdiciar este regalo. Sólo estoy tratando de concentrarme en lo que tengo que hacer y de cumplir mi trabajo como madre”.

A pesar de la tragedia, Erin aguarda “la alegría que vamos a tener una vez que este bebé nazca”.

“Era un hombre maravilloso. Estaba muy emocionado por ser padre e hizo lo único que pudo para salvar al bebé. Estaba dispuesto a sacrificarse para salvarnos. Esa es la verdadera medida de un esposo y un padre. Él amaba la vida y estaba muy agradecido por ella“, agregó Erin.

Pueden ver:

http://www.brianwoodmemorialtrust.com/