>

Durante Santa Misa con la que concluyó la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, el Papa Benedicto XVI anunció su decisión de convocar, para el año 2012, la próxima Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que tendrá como tema: “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

Desde hace meses se esperaba que el Papa convocara el próximo sínodo dado que habitualmente se celebra cada tres años y el último, dedicado a “la Palabra de Dios en la vida y la misión de la Iglesia”, se realizó precisamente en octubre de 2008. Tal vez el hecho de que en los dos años siguientes se realizaran otras asambleas del Sínodo (la de África el año pasado y la de Oriente Medio este año) ha llevado a que se retrasara un año más la celebración de la siguiente asamblea ordinaria.

Por otro lado, debe recordarse que todavía está pendiente la publicación de la Exhortación Apostólica del Papa sobre la Palabra de Dios, la cual, según informó el secretario general del Sínodo en abril de este año, estaba casi concluida para Pascua. También está elaborándose la Exhortación Apostólica posterior al Sínodo de África. Dos futuros documentos pontificios a los que ahora se suma, como se ha podido ver en las propuestas de los Padres sinodales al Papa, un nuevo documento sobre la Iglesia en Oriente Medio.

El tema elegido por el Pontífice para el próximo sínodo no es, de hecho, algo inesperado. Es muy coherente con el pensamiento de Joseph Ratzinger sobre la realidad de la fe en el mundo actual, un pensamiento que ha madurado todavía más desde su elevación a la Sede de Pedro. Este pensamiento lo ha llevado, muy recientemente, a instituir el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Como señalábamos algunos meses atrás, el Cardenal Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, había mencionado su convicción de que este nuevo dicasterio tendría un impacto en el próximo sínodo. Por otro lado, la celebración del nuevo sínodo coincidirá con el 50º aniversario del inicio del concilio Vaticano II y con el 20º aniversario de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.

Las palabras con las que el Papa realizó el anuncio fueron las siguientes: “Durante los trabajos de la Asamblea se ha subrayado a menudo la necesidad de volver a proponer el Evangelio a las personas que lo conocen poco o que incluso se han alejado de la Iglesia. Se ha evocado muchas veces la urgente necesidad de una nueva evangelización también para Oriente Medio. Se trata de un tema muy extendido, sobre todo en los países de antigua cristianización.

También la reciente creación del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización responde a esta profunda exigencia. Por eso, después de haber consultado al episcopado del mundo entero y después de haber escuchado al Consejo Ordinario de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, he decidido dedicar la próxima Asamblea General Ordinaria, en 2012, al siguiente tema: «Nova evangelizatio ad christianam fidem tradendam – La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana»”.