>

El pasado miércoles 20 de octubre tuvo lugar, en la Fundación Teresa Rivero, la primera conferencia del ciclo “Encuentros con nuestra historia: Tesoros ocultos de Jerez”, a cargo de D. Alberto Cuadrado Román, bajo el título “LA SÁBANA SANTA DE LA MERCED”.

El conferenciante fue presentado por D. Francisco Antonio García Romero, del Centro de Estudios Históricos Jerezanos, el Padre D. Felipe Ortuno, comendador de la Merced, y D. Juan Manuel Corchado, vicepresidente de la Fundación.

Como viene siendo habitual, el público asistente llenó el aforo de la sala.

Clausuró el acto el Padre D. Felipe Ortuno, al que se rogó hiciese todo lo posible por recuperar la tradición de exponer esta copia de la Sábana Santa a la veneración de los fieles como se venía haciendo tradicionalmente hasta 1932.

Con este ciclo la Fundación Teresa Rivero, en colaboración con el Centro de Estudios Históricos Jerezanos, pretende dar a conocer a los jerezanos estos “tesoros ocultos” y apoyar la iniciativa de que estén al alcance de todos.

D. Alberto Cuadrado es un asiduo colaborador del Centro de Estudios Históricos Jerezanos. Sus temas de análisis e investigación son en torno al patrimonio oculto de nuestros templos y monasterios, y sobre la geografía de la comarca jerezana en a Antigüedad clásica. Sobre este tema llega en un artículo a las siguientes conclusiones:

1- Existen, al menos, siete documentos históricos en los que se menciona expresamente la Sábana Santa de Jerez.

2- El lienzo de la Merced es con toda probabilidad una copia realizada en Chambéry (Francia), cuando estaba el original depositado en la Sainte Chapelle.

3- No es anterior a 1506, fecha de la bula de Julio II, ni posterior a 1532, ya que no lleva las características “marcas”, los parches triangulares producidos por el incendio de 1532.

4- Es una reliquia sagrada, como prueba la fe dada en Turín por el Custodio Girolamo Nasy en el siglo XVII.

5- Lo que le confiere un carácter único, donde reside su singularidad, es su historia, ya que vino a Jerez no una sino dos veces. Una primera vez, de Roma, en 1571-72, traída por Fray Francisco de Henestrosa. Y una segunda vez, traída por Fray Ángel Alberto en 1682-86.

6- La Sábana Santa de Jerez, fue copiada en Chambéry y luego enviada a Roma. De Roma llegó una primera vez a Jerez, con destino a América. Posteriormente, llevada a Turín y traída finalmente a Jerez a finales del siglo XVII.

7- Si bien cabe la posibilidad, no descartable, de la existencia de dos copias diferentes de la Sábana Santa, una del siglo XVI y la otra del XVII, no existen testimonios escritos históricos que mencionen dicha posibilidad. Al contrario, se habla de una Sábana Santa, en todos los casos. Y la mayoría coinciden en que llegó en el año 1572.