>

De: http://www.perudefiendelavida.com/

El presente video demuestra con claridad que los centros de fertilización a través del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) descartan vidas humanas, embriones concebidos, por presentar enfermedades y este “servicio de descarte” los ofrecen comercialmente a padres desesperados por la presencia de hijos.

El primer video del canal 9 ATV de Lima se menciona que con el DGP se busca que los embriones estén antes de ser implantados libres de fibrosis quística, anemia falsiforme, síndrome de Down, “luego con la seguridad del resultado, los embriones son implantados en el útero de la madre para la gestación.

El segundo video del programa “Domingo al día” señala que el DGP permite “distinguir entre los embriones normales y anormales antes de ser implantados al útero. De esta manera se pueden descartar diferentes enfermedades genéticas como el síndrome de Down. En este reportaje el mismo director de la Clínica, Luis Noriega señala que el DGP ”nos va a permitir que en aquellas mujeres que tienen más riesgo de tener enfermedades cromosómicas, como por ejemplo el Down, puedas determinar antes de tiempo”.

Igualmente el biólogo Paul Vega señala que que ellos no desechan embriones sino que “éstos se detienen”, y lo que hacemos es “ganar algo de tiempo” e “ir al grano” y “que no se transfieran embriones que son anormales”. Embriones, es decir, personas.

En el tercer programa “En la mira” del canal 11 RBC, pagado por el mismo grupo PRANOR de la Clínica Concebir. Nuevamente Luis Noriega señala que gracias al DGP “nos permite poner en el útero embriones que se encuentran libres de enfermedad”.

He aquí el video: