>

WASHINGTON D.C., 18 Nov. 10 / 04:03 pm (ACI)

Ashiq Masih, esposo de Asia Bibi, la cristiana condenada a muerte en Pakistán por una supuesta ofensa contra Mahoma que ella niega tajantemente, pidió rezar por ella y difundir esta aplicación abusiva de la ley de blasfemia en este país mayoritariamente musulmán.

En un video producido por la organización Voice of the Marthyrs (Voz de los Mártires -VOM), Ashiq Masih exhorta a rezar por mi esposa, pidiéndole a Dios que la liberen pronto. Por favor difundan esta noticia por todo el mundo y recen también por mí, mi esposa y nuestros hijos” que son cinco en total.

Tras señalar que “yo estoy rezando por los que me están ayudando”, Bibi agradece la ayuda de VOM.

En la audiencia general de este miércoles 17 de noviembre, el Papa Benedicto XVI exhortó a las autoridades de Pakistán a liberar lo más pronto posible a Asia Bibi y expresó su solidaridad y cercanía con la minoría cristiana perseguida en este país.

El caso de Asia

En junio de 2009, Asia cumplía labores de obrera en Sheikhupura, cerca de Lahore, Pakistán. En una ocasión le pidieron que buscara agua potable para sus compañeras. Algunas de las trabajadoras –todas musulmanas– se negaron a beber el agua por considerarla “impura” debido a que fue provista por una cristiana.

Un día más tarde Bibi fue atacada por una turba, denunció el caso a la policía y fue llevada a una comisaría por su seguridad, donde paradójicamente recibió un cargo de blasfemia en su contra acusada de haber insultado a Mahoma. Desde su encierro dijo a los investigadores que es perseguida por ser cristiana y negó haber proferido los insultos.

La Ley de Blasfemia agrupa varias normas contenidas en el Código Penal de Pakistán para sancionar cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán, que sea denunciada por un musulmán sin necesidad de testigos o pruebas adicionales. Su aplicación puede suponer el juicio inmediato y la posterior condena a prisión de cualquier persona.