>

Los líderes religiosos de diversos grupos islámicos pakistaníes han hecho pública una declaración conjunta en la que amenazan con asesinar a Asia Bibi si finalmente resulta indultada. Según informaciones de la Agencia Fides, se trata de una ofensiva sin precedentes, en la que los representantes más prestigiosos de importantes escuelas de pensamiento islámico avisan al presidente de Pakistán, de las «consecuencias imprevisibles» de indultar a «una mujer culpable de blasfemia».

Los representantes más prestigiosos de importantes escuelas de pensamiento islámico avisan al presidente de Pakistán, Ali Zardari de que si cede a las presiones y concede el indulto a «una mujer culpable de blasfemia», la asesinarán. Los islamistas hablan en su comunicado de las “consecuencias imprevisibles” que tendría la puestas en libertad de Asia Bibi y anuncian movilizaciones en todo el país.

A las amenazas contra esta mujer, que sigue en la cárcel a la espera de ser ahorcada, a pesar de las ambiguas y confusas declaraciones de miembros del Gobierno pakistaní en las últimas horas, se han sumado también los Jamiat Ulema de Pakistán, que agrupan a más de 30 partidos religiosos, y organizaciones como Tahafuz Namoos-e-Risalat Mahaz, cuyos portavoces han rechazado la abolición de la ley antiblasfemia, desencadenante de la persecución religiosa de Pakistán, y “opondrán una resistencia enérgica a cualquier intento del gobierno de abolir la ley”:

Para esta organización, las declaraciones del Gobierno sobre Asia Bibi, anunciando la posibilidad de un indulto, “dañan a millones de musulmanes”.