>

ROMA, 25 Nov. 10 / 08:53 pm (ACI)

El Padre Joseph Fessio, editor de la versión en inglés del libro-entrevista “Luz del mundo”, explicó que en esta obra el Papa Benedicto XVI no ha dicho nada nuevo sobre el condón y tampoco ha hecho una “ampliación de excepciones” como sostiene cierta prensa.

El sacerdote jesuita, fundador y editor de Ignatius Press, la firma encargada de publicar en inglés las obras del Papa Benedicto XVI, consideró que –desafortunadamente para ciertos medios de prensa–, “no hay nada nuevo en lo dicho” por el Papa sobre los preservativos, “excepto tal vez un nuevo nivel de incomprensión de parte de muchas personas inteligentes”.

“La Iglesia siempre ha enseñado claramente –para consternación de muchos– que el uso de los condones en actos procreadores es inmoral” y el Papa no ha cambiado esta enseñanza.

El sacerdote sostuvo que muchos consideraron “el complejo caso de un prostituto” que usa condón para prevenir el SIDA citado por el Papa en el libro, “como un posible ‘campanazo’ o incluso cambio en la enseñanza de la Iglesia” pero “no lo fue. El Papa simplemente dijo que la intención de prevenir la infección (con un condón) podría ser un signo del despertar de la conciencia moral“.

El P. Fessio lamentó que “pocos entiendan, incluyendo los medios” lo que ha dicho el Papa y explicó que “el bien de protegerse contra la infección no justifica el acto sexual inmoral, incluso si realizarlo de esta manera podría ser un mal menor comparado a no usar un preservativo“.

“Es decir, en el caso de un individuo, la prevención de la infección con el uso del condón hace ese acto en particular menos malo. Sin embargo, se ha visto (y tiene sentido) que cuando hay uso masivo de condones, el falso sentido de seguridad ante el riesgo hace que haya más promiscuidad: más frecuencia, más parejas sexuales. Y esto genera un mayor riesgo de enfermarse entre quienes conforman la población sexualmente activa. En este sentido, el uso del condón es un mal mayor“, agregó.

En “Luz del mundo”, el Papa ha ganado los dos rounds: “no hay cambio en la enseñanza de la Iglesia, solo clarificación y profundización” y tampoco “ha ampliado las excepciones. Todo lo que hay es la misma vieja, inmutable, pero compleja para enseñar enseñanza de la Iglesia sobre el significado de la sexualidad“, concluyó.