>

El director para América Latina del Population Research Institute, Carlos Polo, denunció que la incorporación de 20 mil “condones femeninos” donados por las Naciones Unidas a los programas de “planificación familiar” en el Perú forma parte de un “gran negocio” que mueve 33 mil millones de dólares en todo el mundo.  

El Ministerio de Salud anunció este domingo la donación de 20 mil condones femeninos del Fondo de Población de la ONU (UNFPA) como parte de una campaña en la lucha contra el SIDA.

En declaraciones a ACI Prensa, Polo señaló que en marzo de este año asistió a la 54° sesión del Comité para el Status de la Mujer en Nueva York, más conocida como Beijing + 15, y comprobó “cómo la misma empresa que lo fabrica publicitaba este condón femenino“.

“El lobby internacional llegó al punto de incluirlo como uno más de los derechos reproductivos. En ese momento argumentaron que era una necesidad en caso de mujeres en riesgo de violación y citaban algunas situaciones extremas en África. Hoy, aquí en el Perú, señalan situaciones distintas pero la finalidad es la misma: vender“, agregó.

El negocio

Polo explicó que los 20 mil condones femeninos “constituyen una muestra gratis” y una vez incorporados a la oferta oficial de métodos de planificación familiar “el Estado peruano los tendrá que pagar con el dinero de todos. Esta es la misma historia de los demás métodos”.

Según un informe de la UNFPA de 2008, el gasto realizado en programas de control poblacional llegó a 33 mil millones de dólares en todo el mundo, de los cuales la cooperación internacional pagó 10 mil. Los otros 23 mil los pagaron los gobiernos de países pobres y los mismos consumidores.

De estos 23 mil milllones, en América Latina se pagaron dos mil 500 millones: mil 600 millones desembolsados por los gobiernos y poco más de 800 millones de los consumidores.

“Contrariamente a los que publicitan las organizaciones internacionales que pretenden aparecer como los ‘buenos’ de la película, estas solo aportaron poco más del tres por ciento del costo total: unos 78 millones de dólares”.

El informe de la UNFPA afirma que la meta a la que quieren llegar de gasto en programas de control poblacional es 65 mil millones de dólares “para cumplir con las metas supuestamente acordadas en la conferencia de El Cairo”, advirtió Polo.

“Para la UNFPA eso significa juntar fondos para sus cuestionadas políticas de población, desde apoyar la política de un solo hijo en China con abortos forzados hasta incluir esta ‘novedad’ de los condones femeninos”, agregó.