>

El arzobispo Ferrofino era colaborador de Pío XII

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 23 de diciembre de 2010 (ZENIT.org).- El 20 de diciembre falleció a los 98 años de edad el arzobispo Giovanni Ferrofino, nuncio apostólico emérito en Ecuador y Haití, quien salvó a unos 10 mil judíos durante la segunda guerra mundial, como colaborador del papa Pío XII.

Gary Krupp, judío, fundador de la Pave the Way Foundation (PTWF), surgida en Nueva York, en declaraciones a ZENIT ha explicado que monseñor Ferrofino “fue quizá el testigo presencial más grande en vida de los esfuerzos de Pío XII por salvar vidas de judíos que ha entrevistado nuestra Fundación”.

“Pío XII le envío como emisario al presidente de Portugal para pedir visas para que judíos pudieran entrar en ese país”, revela.

Luego, sigue diciendo, monseñor Ferrofino continuó con esta labor de ayuda cuando fue enviado como secretario de la Nunciatura de la República Dominicana.

En una entrevista que Ferrofino grabó para la PTWF, nacido en Alessandria, Italia, el 24 de febrero de 1912, revela la frustración que Pío XII manifestó, golpeando con la mano sobre la mesa, al ver que los estadounidenses no habían ayudado a “salvar a esta vibrante comunidad”, en referencia a los judíos.

El entonces sacerdote Ferrofino recibió en la República Dominicana regularmente telegramas cifrados de Pío XII entre 1939 y 1945. Personalmente descifró estos mensajes y, junto al nuncio apostólico, el arzobispo Maurilio Silvani, presentó algunas peticiones al general Rafael Trujillo, presidente de la República Dominicana “en nombre del papa Pío XII”.

“El Vaticano había conseguido viajes trasatlánticos desde Europa –explica Krupp–. Y esto sucedió al menos dos veces al años, pidiendo en total 1.600 visas al año para judíos que escapaban a través de Portugal y España. El arzobispo Ferrofino ayudó también a estos refugiados a emigrar a Cuba, México, Estados Unidos y Canadá. Salvó, bajo las directas instrucciones de Pío XII, a más de 10 mil judíos”.

Krupp explica que en enero de 2008, en Francia, junto al director de la Fundación en ese país, Costantino Fiore, pudo grabar una amplia entrevista de monseñor Ferrofino en el que se ofrecen pruebas y detalles de esta acción.

In 2010, después de que el arzobispo Ferrofino regresara a Italia, el presidente y director general de la PTWF en ese país, el abogado Daniele Costi y el comendador Rolando Clementoni, recogieron su testimonio escrito, verificado por un notario, que ahora obra en poder de Yad Vashem, la autoridad israelí para el recuerdo de los mártires y héroes del Holocausto.

El testimonio en vídeo de monseñor Ferrofino puede verse en la página web www.ptwf.org