>

Chile vive una gran polémica política por el caso de Claudia Pizarro, mujer embarazada que pide un «aborto terapéutico», cuyo caso calificó de «montaje» el ministro de Salud Jaime Mañalich. La Fundación Jaime Guzmán fue acusada de presionar a la mujer por la senadora Evelyn Matthei, autora, junto al senador Rossi, del proyecto que permitiría el «aborto terapéutico».

«Manuel Uzal llamó a Claudia Pizarro y eso está totalmente comprobado. Claudia Pizarro aseguró que le ofrecieron una muy buena atención a cambio de que hablar mal del senador (Fulvio) Rossi y de mí»,

La denuncia de Matthei fue ratificada por la propia Claudia Pizarro, y el senador Rossi. A la acusación se sumó el PPD Guido Girardi, quien reveló que también fue mencionado entre las figuras a descreditar. “Es sorprendente que a ella la hayan llamado de la fundación Jaime Guzmán y se le pregunta si es que ella estuviera dispuesta a perjudicar a los senadores Rossi, Matthei y a mí, recibiría apoyo”, complementó.

Pero el centro de estudios gremialista respondió a través de una declaración pública. Si bien confirman el contacto con Claudia Pizarro, aseguran que sólo hicieron “gesto humanitario” ante un “drama humano”. De paso, acusan a los senadores Rossi y Girardi (no menciona a Matthei) de “tergiversar y utilizar” el hecho “para fines políticos y comunicacionales”.

Montaje

El foco también estuvo concentrado en el ministro de Salud, y sus dichos sobre un montaje en este caso luego que el Hospital San José descartara cáncer, como sí lo informó el senador Girardi al dar a conocer la situación de Claudia Pizarro.

Para Evelyn Matthei, “desde el punto de vista de ella no hay montaje alguno, lo que hay es una angustia terrible”, mientras Fulvio Rossi aseguró que “aquí el montaje es de Mañalich, se lo digo en su cara, se lo digo de frente”. Es más, el senador PS advirtió que “es muy probable que presentemos una querella por injurias y calumnias el día lunes contra el ministro de Salud”.

Pero Mañalich fue respaldado por el diputado UDI Juan Lobos, quien acusó a los senadores que han avalado el caso de Pizarro de “manipular información”. Apuntando directamente al PPD Guido Girardi, el parlamentario gremialista dijo que “este montaje también se dio en el caso Spiniak, donde Girardi avaló varias acusaciones falsas”.

En la línea de Lobos se pronunció el senador RN Francisco Chahuán, quien acusó de que se “instrumentalizó a una madre y un hijo y eso es inaceptable”. En tanto la diputada del mismo partido Karla Rubilar anunció que hará una presentación contra Girardi ante el Tribunal de Etica del Colegio Médico.

Insisten en que se apruebe el aborto

De todos modos, los parlamentarios que han enarbolado el caso de Claudia Pizarro también coincidieron en que el diagnóstico que descarta cáncer no cambia la necesidad de un aborto terapéutico. “Si te están postergando el tratamiento por estar embarazada de un feto sin cráneo, la gente dirá que no tiene sentido ¿Por qué obligar a una mujer a continuar un embarazo con un feto sin cráneo?”, recalcó Matthei.

Girardi, por su parte, apuntó que Claudia Pizarro “vive una situación muy dolorosa, al mismo tiempo en el hospital le dijeron que tenía un cáncer, nunca le aclararon la magnitud ni la envergadura de la lesión que tenía, simplemente le dijeron que tenía un cáncer”.

En tanto, el diputado Gabriel Silber (DC) fue enfático en indicar que el que “la madre tenga o no tenga cáncer no innova en la importancia de legislar sobre el aborto terapéutico”. “Es una actitud casi morbosa por parte del ministro, quien al parecer no entiende la situación y circunstancias de la madre”, dijo.