>

Un cambio dramático es el reemplazo de la pro abortista Nancy Pelosi, por el pro-vida, John Boehner, como Presidente de la Cámara de Representantes.

El nuevo congreso estadounidense es para algunos, incluyendo para el representante estadounidense pro-vida, Christopher Smith, el congreso “más pro-vida” de memoria presente, y aún posiblemente en la historia, en los Estados Unidos de América.

Fueron noventa y cuatro nuevos miembros representantes los que fueron juramentados el 5 de enero, al igual que trece nuevos senadores. Los republicanos ahora tienen una mayoría de 242-193 en la Cámara de Representantes, mientras que los demócratas mantienen una mayoría de 53-47 en la Cámara del Senado.

Además del cambio en su totalidad visto en la Cámara de Representantes, de una mayoría demócrata a una mayoría republicana, uno de los cambios más dramáticos es el reemplazo de la señora Nancy Pelosi, una proponente radical del aborto, con el sólido defensor pro-vida, el representante John Boehner, como Presidente de la Cámara de Representantes.

El señor Boehner tiene una larga trayectoria pro-vida, con un récord de votación de 0% a favor del aborto, según la Liga Nacional de Acción a favor del Aborto y los Derechos Reproductivos (National Abortion and Reproductive Rights Action League/NARAL), y un récord de votación de 100% a favor de la vida, según el Comité Nacional de Derecho a la Vida (National Right to Life Committee/NRLC), en los Estados Unidos de América.

La presidenta y gerente general de la organización Americanos Unidos por la Vida (Americans United for Life/AUL), la señora Charmaine Yoest, dijo hoy que le daba la bienvenida al nuevo Congreso. En una declaración hecha pública, dijo lo siguiente: “Yo predigo que veremos cambios en el plan de salud del Presidente Obama, y otras medidas pro-vida, como resultado del liderato pro-vida en sus puestos ahora en Washington, Distrito de Columbia, a partir del día de hoy.”

Durante su primer discurso, el Presidente de la Cámara de Representantes, el señor John Boehner, prometió que la mayoría republicana honraría el documento titulado, ‘Un compromiso con América’ (‘A Pledge to America’) en que se delinea la agenda republicana, y que incluye una sección en que se promete eliminar la partida de fondos federales para costear el aborto. En el preámbulo del documento, se lee lo siguiente: “Nos comprometemos en honrar a las familias, el matrimonio tradicional, la vida, y las organizaciones privadas y de comunidades de base de fe, que conforman el meollo de nuestros valores americanos.”

El nuevo Presidente de la Cámara de Representantes también invocó su fe católica para proveer una imagen del significado del servicio auténtico: “Dentro de la fe católica, nos adentramos en una temporada de servicio cuando nuestras frentes quedan marcadas con ceniza,” dijo él. “Las cenizas nos recuerdan que la vida, en todas sus formas, es frágil – nuestro tiempo en la tierra, pasajero. Cuando se nos imponen las cenizas, escuchamos decir las siguientes humildes palabras: “Polvo eres, y en polvo te has de convertir.”

Una de las prioridades de la nueva Cámara de Representantes republicana es la derogación, o por lo menos, la enmienda, de la Ley de Protección al Paciente y del Cuidado de la Salud a Costo Alcanzable (Patient Protection and Affordable Care Act), conocido como ’Cuidado de la Salud Obama” (‘Obamacare’).

Y no están perdiendo el tiempo para lograrlo.

El 7 de enero, la Cámara de Representantes votará sobre una resolución para propulsar la derogación de la ley de reforma del cuidado de la salud pro-aborto. Si la resolución es aprobada, se anticipa que la Cámara de Representantes votará a favor de la derogación de la ley el próximo miércoles, 12 de enero.

En los días venideros, la Cámara de Representantes también habrá de dar consideración al proyecto de ley ‘No al dinero del contribuyente para costear el aborto’ (‘No Taxpayer Funding for Abortion Act’) auspiciado por el representante Smith, que habrá de establecer una prohibición por ley en todo el gobierno de costear, con dinero del contribuyente, cualquier iniciativa a favor del aborto.

También se habrá de dar consideración al proyecto de ley ‘Prohibición de fondos bajo el Título X a los proveedores de aborto (‘Title X Abortion Provider Prohibition Act’), auspiciado por el representante Mike Pence (republicano por el Estado de Indiana), que aseguraría que el dinero del contribuyente no sea enviado a los proveedores de aborto como la Federación de Planificación de la Familia de América (Planned Parenthood Federation of America/PPFA, el capítulo en los Estados Unidos de América, de la Federación Internacional de Planificación de la Famila, mejor conocida como por sus siglas de su nombre en inglés, International Planned Parenthood Federation of America/IPPF). Los fondos federales del Título X son usados para costear los programas de planificación de la familia.

El señor Tony Perkins del Consejo de Investigación sobre la Familia (Family Research Council) dijo hoy que el proyecto de ley del representante Pence “cobra aún mayor importancia ahora que la PPFA le ha dicho a todas sus afiliadas que estarán obligadas a practicar abortos, y si no lo hacen, perderán el apoyo de la organización.”

En el día de hoy, la organización Listado de la Susan B. Anthony (Susan B Anthony List/SBA), anunció que está movilizando a su red de 280,000 miembros a nivel local para que cabildeen a los nuevos miembros en el Congreso para que voten a favor de la derogación de la nueva ley sobre el plan de salud. La presidenta de la SBA, la señora Marjorie Dannenfelser, dijo que “sacar el aborto de la ley del plan de de salud – como la antítesis de la misma – fue un asunto crítico para avanzar o detener la ley del plan de salud.”

“Hacemos un llamado para que el Congreso derogue esta ley con que se destruye la vida con el dinero de nosotros los contribuyentes,” dijo ella.