>

De: RIES

Con frecuencia, los medios de comunicación vuelven sobre el tema del rechazo a las transfusiones de sangre por parte de los testigos de Jehová. La razón es sencilla: sigue habiendo polémicas en torno a esta práctica confesional, y siguen muriendo adeptos de la secta. Acabamos de saber que una comunicación interna de los testigos de Jehová vuelve a insistir sobre el tema, precisamente en estos días. Desde hoy, 17 de enero.

Según informa el blog El lado cómico de la Watchtower, crítico sobre los testigos de Jehová, como cada enero, la secta ha dado instrucciones a los dirigentes de cómo seguir sus directrices sobre rehusar un tratamiento médico como lo son las transfusiones sanguíneas y sus componentes “principales”. Este blog ha publicado la circular de la central española donde se dan las instrucciones a los ancianos (pastores de las comunidades locales) sobre cómo proceder con todos los miembros para que adopten la posición oficial al respecto.

La carta, emitida desde la central jehovista en Torrejón de Ardoz (Madrid), y fechada el pasado 22 de diciembre de 2010, está dirigida “a los coordinadores de los cuerpos de ancianos”, y su asunto es la “reunión de servicio de la semana del 17 de enero de 2011”. Según se puede leer, en esta semana se analizará en la Reunión de Servicio el vídeo titulado La negativa a la sangre. La medicina acepta el reto. La carta explica que “éste será un momento oportuno para repasar con la congregación las ideas principales de la carta LB 14 de diciembre de 2010, donde se enfatiza la importancia de rellenar y registrar nuestro Documento de Instrucciones Previas (DIP), en la Comunidad Autónoma en la que residimos”.

La misiva continúa diciendo que “además, debe entregarse una nueva Tarjeta de Instrucciones Previas (md-S Sp [código de las publicaciones de los testigos de Jehová correspondiente a este impreso en español]) a cada publicador. Dicha tarjeta ha sido revisada de acuerdo con la legislación vigente”. Se indica también que los superintendentes tendrán que explicar bien el tema a los “publicadores” (es decir, los adeptos), incluso ayudando a rellenar la nueva tarjeta y registrar el formulario de instrucciones previas en la Administración regional. Y añaden los dirigentes: “apreciamos mucho vuestro esfuerzo por ayudar a los hermanos aún en estos detalles”.

El blog crítico afirma que “el tema de discurso programado se las trae, ¡máxime cuando se “vende” que esta decisión de todos los testigos de Jehová es personal y de conciencia”. Y continúa diciendo que “para que la gente pueda decidir sabiamente, la confesión religiosa les pasará un vídeo hecho por ellos mismos para mentalizar al personal. Después de escuchar la disertación y visualizar el vídeo…, ¡te creerás que el Cuerpo Gobernante te ha hecho un favor exponiéndote a ti y a tus hijos a que seáis unos mártires! Yo propongo una cosa, ¿y por qué no ese mismo día y en esa misma reunión no se invita a un hematólogo a que nos hable sobre los beneficios y perjuicios de la sangre? ¿Estaría mal que alguien con conocimiento de causa pudiera asesorarnos? ¿Tenemos que confiar nuestras vidas y las de nuestros hijos a los razonamientos interesados de unos indocumentados académicos?”.

Estos críticos con la organización comentan que “con el fin de que nadie se escaquee, la confesión religiosa se asegura de que dispongamos de los documentos para nuestros testamentos vitales y de una Tarjeta de Instrucciones Previas para cada miembro de la confesión. Además, la policía política de la confesión religiosa -los ancianos de la congregación- se les encomienda de que nadie se quede sin su “asesoramiento”. Y, me pregunto, ¿cómo te puede asesorar en materia médica un transportista, un panadero o un carpintero? Lo normal sería que en materia médica te asesorases con tu médico de cabecera o con el especialista, ¡digo yo! Pero, ¿cómo te puede asesorar en esta materia un anciano de congregación cuya profesión -si la tiene- es la de albañil o transportista?”.

Una vuelta de tuerca más en la presión fundamentalista con la Biblia (deformada) en la mano, para seguir controlando las conciencias de sus seguidores. ¿Las consecuencias? Los próximos posts de este blog mostrarán algún ejemplo muy reciente.