>

El Papa ha declarado Venerable al Nelson Baker, que fue sacerdote de la diócesis de Búfalo, Nueva York, durante 45 años. Nelson Baker luchó en la batalla de Gettysburg antes de hacerse sacerdote. Tras la guerra, trabajo en el mundo de los negocios hasta que vio su vocación al sacerdocio.

Benedicto XVI ha firmado el decreto de la Congregación para las Causas de los Santos en el que se declara que Nelson vivió las virtudes cristianas de un modo heroico.

Con 79 años, el Padre Baker recaudó dinero para construir la basílica de Nuestra Señora de la Victoria. El Papa Pío XI consideró esta basílica “una obra maestra” y la elevó al estado de basílica menor.

El Padre Baker trabajó en muchas instituciones caritativas como horfanatos, casas de acogida para adolescentes y hospitales.