>

De: RIES

Después de los posts anteriores, en los que informábamos de la insistencia de los testigos de Jehová, al menos a nivel español, en la negativa a la sangre y de una decisión judicial irlandesa que ordenó la transfusión de sangre a un menor de edad publicamos ahora una noticia como avance del próximo boletín electrónico Info-RIES, que recibirán dentro de unos días lo suscriptores a esta publicación de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES).

Muere un joven dominicano testigo de Jehová por no transfundirle sangre

El joven Yawinky Spencer Reyes, de apenas 19 años de edad, quien fue atropellado por unos extranjeros que conducían de manera imprudente una camioneta, falleció el pasado 15 de enero en un centro de salud de Santiago de Los Caballeros (República Dominicana), luego que sus familiares se negaran a que le transfundieran sangre. Lo cuenta Antonio Heredia desde Puerto Plata, en un artículo publicado en el diario Barriga Verde.

De acuerdo a los datos confidenciales obtenidos por este redactor, los familiares del fenecido joven Yawinky Spencer Reyes son integrantes de los testigos de Jehová, quienes se negaron de manera rotunda a que se le administrara una transfusión de sangre, ya que el mismo resultó con las dos piernas y un brazo destrozados en el accidente y había desangrado.

Este caso ha causado enardecimiento e indignación en el municipio de Montellano, ya que se interpreta que el joven falleció por los preceptos religiosos de sus parientes. Yawinky Spencer Reyes era hijo del ex regidor por esa localidad, Winston Spencer, quien se siente completamente apenado e impotente por esta situación.

El accidente aconteció a primeras horas de la noche del 9 de enero, cuando este joven que conducía un automóvil fue embestido por los dos extranjeros, quienes más tarde fueron apresados en Sosúa y al conductor se le impuso una garantía económica, además de que tendrá que comparecer de manera periódica ante las autoridades del Ministerio Público.

Se precisa que un grupo de familiares, “Testigos de Jehová”, se mantuvieron de patrulla durante los seis días que duró el proceso de varias cirugías a las que fue sometido el joven herido, el cual perdió mucha sangre en el lugar del accidente y durante las intervenciones quirúrgicas.

Incluso los médicos que atendieron al malogrado Yawinky Spencer Reyes fueron amenazados por los parientes de éste, cuando intentaron administrarle una transfusión sanguínea que de seguro le salvaría la vida, pero al ser impedido, el paciente cayó en estado de coma expirando horas después. Finalmente, ante el fallecimiento del referido joven, los ciudadanos de Montellano han calificado esta acción como “un homicidio fruto del fundamentalismo religioso”.