>

Madre Dolores Hart (nacida como Dolores Hicks el 20 de octubre de 1938 en Chicago, Illinois) es una religiosa católica estadounidense y antigua actriz.

Dolores Hicks fue la única hija del actor Bert Hicks y su esposa, quienes, a pesar de las implicaciones religiosas (eran católicos), se separaron y eventualmente divorciaron. Hart asimismo estaba emparentada políticamente con el cantante y actor Mario Lanza, quien estaba casado con una tía de ella. Fue debido a su abuelo, un empleado de una sala de cine, a quien acudía para consolarse debido a los problemas maritales de sus padres, cuyo entusiasmo por las películas influyó en Dolores para que se decidiera a seguir la carrera actoral.

Con el nombre artístico de ‘Dolores Hart’, en 1956 filmó como personaje de soporte, como la pretendida de Elvis Presley en el estreno de 1957 Loving You. Luego de esta aparición, Hart empezó a ser solicitada en varias producciones e hizo un par de películas más antes de volver a actuar con Presley en King Creole (1958). Posteriormente Hart debutó en Broadway, ganando un Premio World Theatre, así como una nominación al Premio Tony como Mejor Actriz Revelación por su papel en El Placer de su Compañia.

En 1960 Hart estelarizó en Where the Boys Are, una comedia adolescente acerca de estudiantes universitarios en spring break, la cual desarrolló seguidores de culto. En la película, representa a una estudiante que lucha por encontrarse a sí misma cuando se confronta con su recién descubierta adolescencia y su popularidad con chicos. 
 
Estelarizó otras cuatro películas, incuyendo un protagónico en Lisa, basada en una novela de Jan de Hartog y fue nominada al Globo de Oro como mejor película en drama. Su último papel fue con Hugh O’Brian en Come Fly with Me (1967). Fue en este momento en que decidió dejar la industria cinematográfica y, luego de romper su compromiso con el empresario de Los Ángeles Don Robinson, la actriz de 25 años se convirtió en monja católica de la Abadía Benedictina de Regina Laudis en Bethlehem, Connecticut, llegando a ser la Abadesa del Convento. Ahora canta en latín ocho veces al día.
 
En 2006 regresó a Hollywood luego de 43 años en el monasterio, con el fin de despertar conciencia con respecto a la neuropatía idiopática periférica, un mal neurológico que aflige a muchos estadounidenses, incluyéndola a ella misma.

Además de ser la Abadesa, la Reverenda Madre Dolores Hart se ha convertido en la única monja que es miembro votante de los Premios Óscar de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de los Estados Unidos.

 
La entrevista con Madre Dolores comienza en el minuto 27.57