>

Unos 600 anglicanos acompañados de 20 sacerdotes anglicanos han iniciado este Miércoles de Ceniza su camino hacia la plena comunión con la Iglesia a través del Ordinariato Católico Nuestra Señora de Walsingham establecido por el Papa Benedicto XVI en Inglaterra.
Este grupo se suma a cinco ex obispos anglicanos que ya hacen parte del ordinariato.
La agencia AP informa que uno de los 20 sacerdotes que conforma el grupo es David Lashbrook, quien en su sermón de despedida en St. Marychurch en Torquay en el sureste de Inglaterra, señaló que el sínodo general anglicano “está tratando de hacer que la iglesia se conforme a la cultura en vez de ser fiel a la nueva vida en Jesucristo”.
Por su parte, Mary Huntington, de la oficina de prensa de la diócesis católica de Brentwood en el área este de Londres, señaló que son 241 adultos y niños, incluidos siete sacerdotes, lo que ingresarán a la plena comunión allí.
Asimismo, Simon Chinery, un sacerdote anglicano encargados de dos iglesias en Plymouth, comentó que experimenta “una sensación de paz, una sensación de emoción y algo de nerviosismo” mientras se prepara para entrar a la Iglesia Católica.
En su opinión el Papa Benedicto XVI ha hecho más fácil para los anglicanos que así lo desean convertirse al catolicismo. Antes, consideró, la puerta “estaba abierta a medias” pero ahora lo está “de par en par y nos han puesto una alfombra de bienvenida”.
Estos conversos no recibirán la comunión sino hasta su confirmación poco antes de la Pascua, mientras que los sacerdotes anglicanos serán ordenados sacerdotes católicos en la fiesta de Pentecostés y luego de completar la formación teológica del caso.
La comunión anglicana sufrió una importante ruptura interna luego de que algunas de sus comunidades aprobaran la ordenación de obispos homosexuales y mujeres “obispos”. En noviembre de 2009, el Papa Benedicto XVI publicó la constitución apostólica Anglicanorum coetibus, en la que establece el modo en el que los anglicanos que así lo deseen puedan ingresar a la comunión plena de la Iglesia Católica.
El 15 de enero de 2011, la Santa Sede anunció la creación oficial del Ordinariato Personal de Nuestra Señora de Walsingham, como “una estructura canónica que permite una reunión corporativa de tal modo que los ex anglicanos pueden ingresar a la plena comunión con la Iglesia Católica preservando elementos de su patrimonio anglicano”.