>

Martín Valverde nos comparte una experiencia muy personal acerca de lo que significa tener un niño especial. Ante la sociedad no tienen ninguna utilidad, sin embargo son como los ángeles de Dios entre nosotros.
 
Son estos niños precisamente quienes enseñan a vivir a los demás, apegados tantas veces a la cultura hedonista, consumista y utilitarista. Son “un pedacito de cielo en el hogar” como diría el propio Martín.