>

«En los últimos años los jóvenes han sufrido una especie de lavado de cerebro que los empuja a no tener miedo del mundo del ocultismo». 
El experto en satanismo, Carlo Climati, denunció que “cada día aumenta el número de jóvenes que se declaran seducidos por el diablo y la magia negra” con la ilusión de vivir una vida sin reglas siguiendo a un “ángel rebelde”.

En una entrevista concedida el 5 de abril a ACI Prensa en Roma, Climati explicó que el satanismo “destruye aquellos valores universales que están escritos en el corazón de cada ser humano”; crea confusión y “una especie de sociedad al revés, donde el bien se vuelve mal y el mal se vuelve bien”.

Consideró que los jóvenes confunden al diablo con un “ángel rebelde”, y se dejan capturar “por la ilusión de una vida aparentemente libre, sin reglas”, por una libertad engañosa que les lleva “a un estado de dependencia y de esclavitud”.

La moda satánica y del esoterismo se extiende por todo el mundo, “por desgracia, la sociedad moderna está con frecuencia dominada por el relativismo moral y esto favorece la difusión del satanismo”.

Climati explicó que a menudo, los jóvenes son “víctimas de una soledad terrible, de la incomunicación y de situaciones familiares difíciles”, y encuentran en el esoterismo una “solución fácil e inmediata a sus problemas”, lo confunden con un juego. “En los últimos años los jóvenes han sufrido una especie de lavado de cerebro que los empuja a no tener miedo del mundo del ocultismo”, indicó.

El autor explicó a ACI Prensa que cierta “música rock puede considerarse ´diabólica´ o anti educativa”, y puede resultar “un puente entre el adolescente y el culto al diablo”.

El “rock satánico””se reconoce fácilmente por los textos violentos y anticristianos”, y por “las cubiertas de los CDs que ofrecen imágenes sanguinarias y blasfemas”, dijo el experto.

Asimismo, consideró que Internet y lo medios de comunicación son a menudo peligrosos para los “jóvenes psicológicamente frágiles”, que se divierten practicando “ritos que inventan después de haber navegado en Internet o después de la lectura de cualquier libro esotérico”, “por desgracia, a veces, se puede llegar a cometer actos de violencia o asesinato”.

Climati es responsable de la oficina de prensa del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, y recientemente participó en el curso “Exorcismo y oración de liberación”, celebrado en Roma con el auspicio de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y la Congregación para el Clero.
En el curso se dio a jóvenes sacerdotes herramientas para apoyar a las familias y diferenciar de un modo rigurosamente científico el exorcismo como tema espiritual y teológico, del fenómeno del satanismo, vinculado a aspectos más sociales.