>

La Organización de Naciones Unidas (ONU) podría acoger una propuesta del Gobierno boliviano para reconocer «derechos humanos» a la «Madre Tierra» o «Pachamama». En caso de ser aprobada, todo lo que tiene vida animal y vegetal dentro del planeta tendría los mismos derechos que los seres humanos. El debate de la ONU comenzará el 20 de abril, dos días antes del llamado Día Internacional de la Madre, otra iniciativa liderada por Morales.
La insólita propuesta se basa en la ley aprobada a fines de 2010 por el Parlamento boliviano y promulgada en enero pasado por el Presidente Evo Morales que  concede los mismos derechos de las personas “a los insectos, árboles y todas las cosas de la naturaleza en el país sudamericano”.
 
La propuesta boliviana busca que la ONU reconozca a la Tierra como una entidad viva que los seres humanos han tratado de dominar y explotar, hasta el punto que el bienestar y la existencia de muchos seres se ve ahora amenazada.
El texto todavía puede evolucionar, pero la estructura general está destinada a reflejar la Ley de Bolivia de los Derechos de la Madre Tierra, que el presidente boliviano Evo Morales promulgó en enero.
La normativa boliviana otorga a la Tierra los derechos a la vida, el agua y el aire limpio, el derecho a la reparación de los medios de vida afectados por las actividades humanas, y el derecho de estar libres de la contaminación.
También establece un Ministerio de la Madre Tierra y proporciona al planeta un Defensor del Pueblo, cuyo trabajo es escuchar las quejas de la naturaleza como la voz de activistas y otros grupos, incluyendo el estado.
La iniciativa de Evo Morales tiene el respaldo de Ecuador, Nicaragua, Venezuela, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbuda.