>

Mientras que los evangelistas Mateo, Marcos y Lucas afirman que la Última Cena coincidió con el comienzo de la Pascua judía, Juan sostiene que tuvo lugar antes. 
Un experto británico en historia bíblica ha llegado a la conclusión de que la Última Cena de Cristo tuvo lugar el miércoles antes de la crucifixión, un día antes de lo que indica la tradición.

El profesor Colin Humphreys de la Universidad de Cambridge se ha valido de investigaciones históricas, bíblicas y astronómicas en su nuevo libro, ´El Misterio de la Última Cena´, para intentar fijar el día exacto de la última cena compartida por Jesucristo con sus discípulos, informa la prensa británica.

Los investigadores se han preguntado durante mucho tempo por la razón de una aparente inconsistencia bíblica: así, mientras que los evangelistas Mateo, Marcos y Lucas afirman que la Última Cena coincidió con el comienzo de la Pascua judía,
Juan sostiene que tuvo lugar antes.

El profesor Humphreys cree que Jesús, junto con Mateo, Marcos y Lucas, pudieron utilizar un calendario distinto del empleado por Juan.

Según su hipótesis, Jesús se atuvo a un viejo calendario judío en lugar de regirse por el calendario lunar oficial que estaba muy extendido en los años de su muerte.

De esa forma, la Cena de Pascua – y Última Cena- se habría celebrado el miércoles, lo que explica que ocurrieran muchas cosas entre ese evento y la crucifixión.

Así, la detención, el interrogatorio y los juicios a los que fue sometido Jesús no tuvieron lugar en el espacio de una sola noche.