>

La película se ha estrenado estos días en Alemania y en la Suiza de habla alemana, y nos sumerge en el día a día del Vaticano. 
Según informa la agencia Zenit, esta Semana Santa se ha estrenado en 60 salas de Alemania y de la Suiza de habla alemana Francesco und der Papst [Francesco y el Papa], una película-documental que presenta a la figura de Benedicto XVI y la realidad de la vida en el Vaticano, vista a través de los ojos de Francesco, un niño de 11 años que soñaba cantar ante él.

El director de la película es el argentino Ciro Cappellari, y ha sido producida por Fanes Film, Constantin Film y Beta Film. El protagonista es un niño romano de once años, apasionado del fútbol y de la música, y miembro del famoso coro de la Capilla Sixtina. Por su voz, con un timbre extraordinario, es elegido para cantar solo delante del Santo Padre.

Bajo la guía experta de monseñor Giuseppe Liberto, director de dicho coro, el joven es acompañado por la filmación durante su preparación hasta el momento culminante en el cual canta delante del Sumo Pontífice.

Al mismo tiempo se muestra parte de los viajes apostólicos que realizó Benedicto XVI a África y Tierra Santa en 2009, e imágenes inéditas de la vida cotidiana y de la actividad de Papa, recogido por ejemplo en oración durante un paseo con sus colaboradores en la residencia papal de Castel Gandolfo, a pocos kilómetros de Roma, donde acaba de retirarse tras la celebración del Domingo de Pascua.

Siempre a través de los ojos del niño, durante los 90 minutos del film, el espectador conoce diversos aspectos de la vida que transcurre en el Vaticano: el adiestramiento de los guardias suizos y de los gendarmes, las celebraciones en la basílica de San Pedro, etc.

Las tomas particulares autorizadas para realizar el film hacen de esta película una producción muy original que ofrece también al público de las salas de cine una posibilidad de entrar en el mundo del Vaticano y de acercarse a la figura del Santo Padre simple e informal, en multitud de actos de su quehacer cotidiano.

Francesco y el Papa
tuvo su première el 24 de marzo en Múnich, en un pase al que asistió el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de la diócesis bávara.

“Sin entrar en una valoración profunda de la película, se puede seguramente afirmar que la misma constituye una ulterior demostración de la disponibilidad de Benedicto XVI y de sus colaboradores para acoger nuevas formas, directas y diversas que le permitan entrar en comunicación con el gran público”, afirma el padre Federico Lombardi, portavoz vaticano.