Archives for category: Pro-life

>

También se harán escuchar los latidos del corazón del feto
HOUSTON, Texas.- El gobernador de Texas, Rick Perry, firmó el Proyecto de Ley 15, el cual requiere que una mujer se realice un ultrasonido antes de decidir que se practicará un aborto. La ahora ley que entrará en vigencia el 1ero. de septiembre del 2011 busca que asegurar que las mujeres estén mejor informadas antes de tomar una decisión de tanto impacto.

El gobernador designó esta medida como un tema a ser tratado de emergencia en la sesión legislativa del 2011. Perry estuvo acompañado por el senador Dan Patrick y el representante Sid Miller en la ceremonia oficial donde firmó la ley.

“Toda vida perdida por un aborto es una tragedia que todos debemos tratar de prevenir a través de trabajo conjunto”, dijo Perry. “Esta importante ley se asegurará de que toda mujer en Texas que busca realizarse un aborto conozca todos los factores sobre la vida que lleva y entienda el devastador impacto que tiene esta decisión”.

La nueva ley requiere que un médico realice un ultrasonido 24 horas antes de un aborto, excepto en casos de emergencia médica. Bajo esta legislación el médico deberá mostrar la imagen del sonograma, explicar la imagen y hacer escuchar los latidos del corazón del feto.

Esta ley permite a la mujer optar por no ver la imagen o escuchar los latidos y requiere que ella firme una declaración explicando esto, antes de que se le realice el sonograma.

La mujer podrá optar por no recibir la explicación de la imagen del ultrasonido sólo en el caso de que su embarazo sea el resultado de una violación o incesto; si es que es una menor de edad con permiso judicial para practicarse el aborto o si el feto tiene una condición médica irreversible o anormalidad.

Además, si la mujer vive a más de 100 millas de distancia del lugar más cercano donde se practican abortos, entonces el período de espera se reduce de 24 a dos horas.

Advertisements

>

Una famosa estrella de Broadway del pasado, ha compartido el modo en que el aborto de su hijo lo envió en una espiral hacia abajo que lo atrapó en la desesperación, algo para lo cual nuestra cultura saturada de sexo  nunca lo había preparado.
 
Kathleen Gilbert/Notifam

El artista canadiense David MacDonald, de 50 años de edad, dio su testimonio ante una conferencia del grupo Campaña No Más Silencio (Silent No More Awareness), la cual tuvo lugar, pasada la Marcha por la Vida en Canadá, y donde otros hombres y mujeres también describieron el trauma del aborto.

Habiendo sido un cantante potente, la voz de MacDonald, desde el escenario, apenas era un chillido que podía escucharse habiendo quedado destrozadas sus cuerdas vocales, según él cuenta, debido a las tensiones que sufrió por el aborto del bebé que su novia estaba esperando cuando MacDonald tenía 21 años de edad.

Cuando MacDonald supo que su novia estaba embarazada, él pensó que el aborto era, sin duda, la solución. “Comprendan, yo no quería saber que ella estaba embarazada…yo no quería la responsabilidad, yo quería el sexo”,dijo. “Y por eso el aborto era la salida fácil. Eso es lo que yo pensaba. Es solamente cuestión de pagar 300.00$ y el problema se desvanece”. “La vida no tiene precio. Uno no puede ponerle un precio. Yo traté de ponerle un precio de 300.00$ a la vida de mi hijo. Eso no funcionó”.

MacDonald dijo que su novia “quedó completamente devastada” por el aborto, lo que también llevó a MacDonald a adentrarse más todavía en una vida de drogas y de promiscuidad. “No hay lugar a dónde ir, cuando uno comete un error como ése, y uno no conoce a Jesús. Así que yo continué corriendo hacia todos esos lugares diferentes, comentó.



De la ignorancia a la conversión

En aquel momento, MacDonald sabía poco sobre el cristianismo, y admite que “él no sabía lo que significaba la palabra castidad”. “Yo pensaba que si uno quería tener sexo, uno simplemente lo hacía, y ¿cuál es el problema?”, él dijo. “Yo no sabía lo importante que era el sexo, que las personas mueren por el sexo, que la gente nace por el sexo, que los corazones quedan destrozados, y que los reinos se desploman como resultado de la inmoralidad sexual. Yo no sabía nada de esto. Yo solamente sabía lo que yo deseaba”.

MacDonald contó que logró el éxito como actor de reparto en películas de la (compañía) Paramount y de la (compañía) Columbia Pictures. Más tarde, le dieron el rol de toda una vida, como el ‘Gato Rock &  Roll’ (Rock & Roll Cat) en el musical de ‘Cats’ para la gira nacional en los Estados Unidos de América. Pero su carrera terminó de modo abrupto  cuando, un día, forzó su voz demasiado a pesar de estar enfermo.

“Eso marcó el fin de mi voz, y el fin de mi carrera”, dijo. Algunos años más tarde, MacDonald pasó por una experiencia de conversión poderosa, cuando acudió al Oratorio de San José en Montreal. Ahora es un activista en contra del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo. En enero se casó con su ahora esposa Kirsten.

El camino de sanación por el aborto, fue “un camino duro, duro, duro. Pero comenzó cuando me fui de rodillas”. “Mi vida era sin Dios, y sin Dios uno no tiene nada. No importa cuán exitoso seas, nada tienes si no tienes a Dios”, señaló MacDonald.

>

Una historia que conmueve…
Norma McCorvey, principal impulsora de la despenalización del aborto en Estados Unidos, protagonizará una película de Peter McKenzie, según informó la publicación “The Hollywood Reporter”.
McCorvey, quien utilizó el seudónimo de Jane Roe, es la protagonista del famoso caso Roe vs Wade, en el que alegó que había sido violada por una pandilla que la había dejado embarazada, y consiguió la legalización del aborto en los 50 estados de la Unión en 1973.
Años después, ella misma desmintió la historia y aseguró que sus abogadas proabortistas la habían utilizado para conseguir la aprobación del Tribunal Supremo. La mujer, de 61 años, optó por hacerse activista provida después de convertirse al catolicismo.
McCorvey, quien no pudo abortar porque el veredicto llegó después de que naciera su hija, defiende ahora a capa y espada el derecho a la vida y llevará su campaña en contra del aborto a la gran pantalla de la mano de McKenzie en una película de bajo presupuesto llamada “Doonby”.
Por su parte, el director explicó que en su thriller McCorvey interpreta a una persona mayor que intenta convencer a una joven de que no se someta a un aborto. McKenzie aclara que él no está ni a favor ni en contra del aborto, pero considera que la participación de la mujer en la cinta le da más autenticidad y será de gran ayuda en la producción, sin mencionar lo que significara de cara a la publicidad.
“Nuestra película no hará que la gente hable sobre si el aborto debería ser legal o ilegal, sino sobre algo en lo que todos deberíamos estar de acuerdo: cada aborto que se realiza significa que se perdió algo”, afirmó.
McCorvey aseguró en 2005 al canal de noticias Fox que había presentado una demanda para anular el caso Roe versus Wade. “Durante mucho tiempo asumí el peso y la culpa de haber matado a 45 millones de niños a través de la legalización del aborto. Debemos retroceder y ver las mujeres que han fallecido debido a la legalización”, aseguró. En ese entonces añadió que ya se sentía libre de culpa gracias a que había sido salvada por Jesucristo.
Por su parte, los defensores del derecho al aborto aseguran que con el aumento de estados conservadores en todo el país se están dando nuevos asaltos a este derecho logrado tras el caso Roe versus Wade.
McCorvey fue arrestada en 2009 tras interrumpir audiencias en el Senado de los Estados Unidos durante la postulación de la jueza Sonia Sotomayor, quien ha manifestado su ideología a favor del derecho de una mujer a poner fin a su embarazo.
McCorvey se manifestó en contra del aborto y criticó la labor de Obama en la gestión de protección de la vida.
(Tomado de La Tercera de Chile).

>

El actor católico explica en una entrevista el principal argumento por el que mantiene una “fuerte” postura contra el aborto y a favor de la vida. 

En una entrevista concedida por el actor Martin Sheen (cuyo nombre original es Ramón Estévez), el presidente de los Estados Unidos en la famosa serie ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ ha revelado las razones personales de su “fuerte” postura anti-aborto. Sheen también habla de su fe católica, en la que incluye el rezo del Rosario, la creencia en la transustanciación y la comunión de los santos.

En la entrevista, que fue publicada el 3 de abril en el sitio web de la emisora irlandesa RTE, el periodista Gay Byrne le preguntó a Sheen: “Las causas liberales que usted defiende son fácilmente identificables con las personas en el negocio del cine, pero su postura contra el aborto es por cierto muy fuerte. Y dígame lo que me dijo en el último programa de 1987 cuando le pregunté por qué es así”.

Sheen respondió: “Bueno, hemos tenido embarazos con nuestros nietos, tres en concreto. Y dimos la bienvenida a estos niños y alentamos a las madres para que tuvieran los hijos y les dimos apoyo. Los muchachos no estaban contentos en ese momento, pero llegaron a amar a estos niños. Hemos criado tres nietos, dos de ellos están casados, ellos son algunas de las fuentes más grandes de alegría en nuestras vidas”, según reproduce el portal Notifam.

Sheen señaló a continuación que su esposa Janet luchó después de la concepción de su cuarto hijo, pero optó por la vida a pesar de las circunstancias, después de hablar con un terapeuta.

Su esposa, consecuencia de una violación

Sin embargo, Byrne preguntó acerca de Janet, “¿ella no nació como producto de una violación?”. Sheen respondió que su esposa preferiría no hablar de ello, pero admite que ella fue concebida en una violación. Byrne continuó, sugiriendo que “si hubiera habido un aborto ella no existiría”.

Sheen refiere además que, inclusive después, la madre biológica de Janet consideró “arrojarla en el río Ohio”. Él dijo que ella fue criada por sus tías hasta que tuvo seis años, después que su madre, con un nuevo marido, “fue a recogerla”
 

>

De: Pedro Guerra y Jorge Drexler

Cuida de mis labios
Cuida de mi risa
Llévame en tus brazos
Llévame sin prisa

No maltrates nunca mi fragilidad
Pisare la tierra que tu pisas
Pisare la tierra que tu pisas

Cuida de mis manos
Cuida de mis dedos
Dame la caricia
Que descansa en ellos

No maltrates nunca mi fragilidad
Yo sere la imagen de tu espejo
Yo sere la imagen de tu espejo

Cuida de mis sueños
Cuida de mi vida
Cuida a quien te quiere
Cuida a quien te cuida

No maltrates nunca a mi fragilidad
Yo sere el abrazo que te alivia
Yo sere el abrazo que te alivia

Cuida de mis ojos
Cuida de mi cara
Abre los caminos
Dame las palabras

No maltrates nunca mi fragilidad
Soy la fortaleza de mañana
Soy la fortaleza de mañana

Cuida de mis sueños
Cuida de mi vida
Cuida a quien te quiere
Cuida a quien te cuida

No maltrates nunca a mi fragilidad
Yo sere el abrazo que te alivia
Yo sere el abrazo que te alivia

No maltrates nunca a mi fragilidad
Yo sere el abrazo que te alivia.

>

Avances de medicina superan dilema “madre o hijo” en casos de cáncer.

WASHINGTON D.C., 10 Mar. 11 / 01:18 am (ACI)

Un reportaje de Today.com reveló que en Estados Unidos cada vez se detectan más casos de cáncer de mama entre mujeres que postergaron la maternidad para después de los 30 años y al enfrentar este drama, la mayoría opta por preservar la vida de su bebé y someterse a nuevos tratamientos para combatir la enfermedad.

Uno de estos casos es el de Lisa Peterson Bender (32 años), a quien le diagnosticaron cáncer de mama a las 11 semanas de embarazo. Está a una semana de dar a luz a su primera hija que, según las pruebas de ultrasonido, está sana pese a los tratamientos de quimioterapia que su madre recibió en los últimos meses de gestación.
Lisa recuerda que el diagnóstico inicial la devastó -le detectaron cáncer en segunda fase- pero decidió con su esposo Ryan hacer todo lo posible por proteger al bebé por nacer y al mismo tiempo salvar su vida.
Según Today.com, en Estados Unidos una de cada mil mujeres embarazadas padece cáncer. “A medida que más mujeres retrasan el parto hasta que son mayores, la incidencia de cáncer durante el embarazo, en particular el cáncer de mama, aumenta“, escribe Jonel Aleccia, periodista de la sección Salud de Today.com.
El reportaje cita un estudio de 2009 realizado en Suecia y publicado en la revista Obstetrics and Gynecology que asocia la incidencia de cáncer de mama con la mayor edad de las mujeres embarazadas.
La doctora Elyce Cardonick, profesora asociada de obstetricia y ginecología del Hospital de la Universidad de Cooper en Camden, Nueva Jersey, sostiene que entre el 7 y 15 por ciento de los casos de cáncer de mama en mujeres pre-menopáusicas se producen cuando están embarazadas.
La experta sostiene que ante este aumento de casos, se han multiplicado las opciones de tratamiento y en vez de someter a las mujeres a un aborto o esperar a que den a luz para tratarlas, lo que implica que el cáncer avance, cada vez se alienta a más mujeres a luchar contra el cáncer de manera frontal durante el embarazo.
Cardonick creó en el año 1997 el Registro de Cáncer y Embarazo para detectar estas tendencias, luego de conocer el caso de Patty Sosnader, una mujer embarazada entonces de 33 años cuyo médico la envió a una comisión de ética y de consejeros de salud mental porque se negó a abortar tras ser diagnosticada con el mal de Hodgkin.
En declaraciones a Today.com, Sosnader -madre de tres hijos- explicó que ella no podía considerar el aborto porque no está de acuerdo con esta práctica. Su hijo Breden, que nació mientras ella luchaba contra el cáncer, cumplirá este mes 13 años de edad.
De las 282 mujeres que figuran en el registro de cáncer de Cardonick, a 67 se les recomendó abortar y solo 13 lo hicieron. Cardonick asegura que ahora se recomienda que la mayoría de los embarazos continúen a pesar del cáncer, pero un 20 por ciento de los médicos aún plantea el aborto, usualmente porque nunca ha tratado a una paciente embarazada con cáncer, o teme alguna responsabilidad legal.
Muchas mujeres embarazadas con cáncer requieren de cirugía y según Cardonick, la mayoría puede tolerar el procedimiento, según el tipo de cáncer que padezca.
La decisión sobre la quimioterapia es más complicada. Algunos medicamentos son seguros durante el embarazo porque las moléculas de las drogas son demasiado grandes para atravesar la placenta, sin embargo hay otros que pueden tratar mejor el cáncer pero debido a su toxicidad pueden afectar al bebé.
Además, los niños expuestos a la quimioterapia en el primer trimestre del embarazo, cuando se produce la formación de los órganos, son más propensos a morir en el útero o presentar anomalías graves.
Pero en los casos tratados durante el segundo trimestre, los niños no muestran más problemas que la población en general, según un estudio de 231 mujeres del registro de Cardonick seguidos durante 13 años.
Lisa optó por someterse a una cirugía y sesiones de quimioterapia en su segundo trimestre de embarazo para detener la enfermedad mientras protegía a su bebé, demostrando un “instinto maternal tan fuerte que incluso sorprendió a su esposo.
Ella deberá reanudar las sesiones de quimioterapia una semana después de dar a luz, con un tratamiento de radiación y medicamentos hormonales por un máximo de cinco años.
Sin embargo, ya se plantea la posibilidad de tener un segundo hijo y los médicos creen que es posible que esto ocurra, pero por ahora apuntan todos los esfuerzos al nacimiento de su primera bebé.
“Siento que ella ya es una sobreviviente”, afirma Lisa, cuya historia tendrá un final feliz porque su cáncer fue diagnosticado con rapidez, los médicos le plantearon la opción de no abortar y ella decidió luchar por las dos vidas en juego.

>

Esta escena se repite todos los días en el corazón de Nueva York: un grupo de monjas salen a la calle para que nadie se sienta abandonado. Son las Sisters of Life, o Hermanas de la Vida. Viven en el Bronx, pero recorren toda la ciudad para ayudar a personas de todo el mundo.
Pueden leer más sobre ellas en: 
http://sistersoflife.org/

Esta es la reseña que leemos en su página web en inglés: 

The Sisters of Life is a contemplative / active religious community of women founded in 1991 by John Cardinal O’Connor for the protection and enhancement of the sacredness of every human life. Like all religious communities, we take the three traditional vows of poverty, chastity and obedience. We also are consecrated under a special, fourth vow to protect and enhance the sacredness of human life.
Reverence and gratitude for the unique and unrepeatable gift of each human life made in the image and likeness of God fuels the prayer of each Sister, our first mission in building the Kingdom of God and the “Culture of Life.” It also provides the starting point for our interactions with others, especially relationships in community between our 70 Sisters (who come from across the United States, Canada and New Zealand), and in our apostolates.
Inspired by the love of Christ our Spouse, the author of Life, we desire to pour out all our gifts of nature and grace in the apostolate, that nothing of the gift of life, and no one to whom it has been given, should be lost.
Our missions are carried out with the heart of the Church and with the hope of revealing to those we serve the inherent goodness and beauty of their own lives, so that each person may see and experience the truth that they are an unrepeatable creation of the Master.